jueves, 3 de mayo de 2012

Cástulo - yacimiento ibero-romano





llllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll

El Gobierno andaluz refuerza la protección del yacimiento ibero-romano de Cástulo

El Consejo delimita con 3.238 hectáreas la Zona Arqueológica, ubicada en los municipios jiennenses de Linares, Lupión y Torreblascopedro
17/04/2012
El Consejo de Gobierno ha acordado delimitar con una superficie de 3.238 hectáreas la Zona Arqueológica de Cástulo, en los términos municipales de Linares, Lupión y Torreblascopedro (Jaén). La Junta refuerza así el régimen de protección de este enclave, uno de los principales yacimientos ibero-romanos del sur de la península Ibérica, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985 aunque sin extensión precisa.
La delimitación del área ha sido establecida en función de las investigaciones realizadas durante las últimas décadas, que han ampliado un conocimiento anteriormente restringido al recinto amurallado, la ciudad intramuros y sus necrópolis. La nueva zona protegida se configura así como una vasta y variada red de elementos arqueológicos que incluye asentamientos, vías rurales, infraestructuras hidráulicas, instalaciones agropecuarias y numerosos sitios relacionados con actividades religiosas, ceremoniales o funerarias.
Ubicada en la Campiña Norte de Jaén, en las estribaciones de Sierra Morena, la Zona Arqueológica de Cástulo presenta como principal característica la ocupación ininterrumpida de su territorio desde finales del III milenio a.C. hasta el siglo XV, momento en el que se abandona el enclave.
Entre los vestigios conservados destacan los de la ciudad ibero-romana de Cástulo, que llegó a ser el principal 'oppidum' –núcleo urbano fortificado– de la Oretania ibérica, por su posición estratégica de nudo de comunicaciones y acceso privilegiado a los recursos mineros de Sierra Morena. Situado en la margen derecha del río Guadalimar, el asentamiento se constituyó posteriormente como municipio romano y albergó una sede episcopal durante la época bajomedieval.
La delimitación aprobada se extiende mucho más allá del núcleo principal del 'oppidum' para abarcar el territorio donde la urbe desarrollaba su actividad y ejercía su control. Se incluye así una importante red viaria cuyo origen se remonta a época ibérica, con caminos vinculados a la Vía Augusta como la Cañada Real de Guadalimar, y complejos hidráulicos como los de Torrubia o el Cortijo de los Patos, con depósitos de agua, acueductos, molinos y sistemas de irrigación de campos. Asimismo, se protegen restos de villas rurales, puentes, espacios de producción localizados fuera de las murallas, asentamientos de explotación agropecuaria como la villa de Torrubia y lugares vinculados a funciones religiosas o funerarias. Entre estos últimos destacan el santuario de La Muela, la necrópolis de Puerta Norte, el túmulo de Los Higuerones y el hipogeo de Cerrillos de Los Gordos, además de diversas necrópolis ibéricas muy ricas en materiales y emplazadas algunas de ellas en paralelo a los caminos de acceso.
Los orígenes del núcleo principal del yacimiento se remontan al Neolítico Final, pero es en el III milenio a.C., durante la Edad del Bronce, cuando Cástulo aparece como centro destacado en la región de Sierra Morena, ligado a la actividad metalúrgica del cobre, el plomo y la plata.
El periodo del Bronce Final está bien documentado a través del poblado de La Muela, que en los siglos VII y VI a.C. se traslada de lugar y da origen a un recinto amurallado que durante el periodo ibérico se convierte en el 'oppidum' indígena más extenso de la Península.
La colección arqueológica procedente del yacimiento se conserva desde 1956 en el Museo Arqueológico de Linares, transferido a la Junta de Andalucía en 1984 y hoy denominado Museo Monográfico de Cástulo. De estos fondos, de gran interés para el conocimiento de la economía de la zona en la antigüedad clásica, destacan monedas ibéricas y romanas de entre los siglos III y I a.C.; esculturas; exvotos; columnas y capiteles (siglos V-III a.C.); ajuares funerarios; cerámicas, y piezas de armamento ibérico. Tanto el yacimiento como el museo conforman el Conjunto Arqueológico de Cástulo, institución del Patrimonio Histórico Andaluz creada en julio del pasado año para asumir su gestión y conservación.

lllllllllllllllllllllllllllllll

Museo Arqueológico de Linares 

fuente: www.juntadeandalucia.es

Dirección: C/ General Echagüe, nº 2 - Código Postal: 23700 - Linares - Provincia: Jaén
Email: museoarqueologicolinares.ccul@juntadeandalucia.es 
Teléfono: 953 60 93 89 - 953 60 93 81 - Fax: 953 60 93 83
Marcelo Castro. Director del Museo Arqueológico de Linares

Información General

El museo arqueológico de Linares se fundó en 1956 por D. Rafael Contreras de la Paz, Delegado Local de Bellas Artes por entonces, quien, preocupado por la continua pérdida de los restos arqueológicos de la zona de Linares planteó la necesidad de crear un museo en el que se recogieran los numerosos elementos arqueológicos procedentes de la comarca dispersos en colecciones particulares. En un primer momento fue un museo local aprobado por la Corporación Municipal de la ciudad en sesión plenaria por Acuerdo de 28 de diciembre de 1956.
En 1957 es reconocido por el Estado como museo arqueológico (Orden Ministerial de 11 de febrero de 1957 ), siendo el primero de este tipo en la provincia de Jaén. Desde esa fecha y hasta 1983 no gozó de una sede fija, pasando por diversos lugares, siendo hasta esta fecha su localización más estable en los bajos del antiguo Convento de San Juan de Dios, actual sede de los Juzgados. Posteriormente debió ser trasladado a la antigua Casa de Socorro cuando el uso del convento se destinó a Palacio de Justicia.
Desde la fundación del Museo y a iniciativa del Ayuntamiento de Linares, se procedió a la adquisición y posterior donación al Estado, de parte del Palacio de la familia Dávalos, conocida como Casa del Torreón, para la instalación definitiva del Museo. Las obras se iniciaron en 1972 cuando el Estado se hace cargo definitivamente del Museo.
Por Orden Ministerial de 3 de abril de 1972 el Museo de Linares pasa a depender técnicamente del Museo de Jaén y es adscrito a efectos administrativos al Patronato Nacional de Museos hasta la supresión de éste en 1985.
Finalmente, se inaugura el Museo en su nueva y definitiva sede de la Casa del Torreón o Palacio Dávalos, el 23 de septiembre de 1983.
Este museo no puede entenderse en su integridad sin hacer referencia al yacimiento arqueológico de Cástulo ya que están íntimamente relacionados. De hecho, un impulso importante en el desarrollo del Museo se produce cuando se lleva a efecto la expropiación de los terrenos de la antigua Cástulo, proceso iniciado en 1968 y concluido en 1972, facilitando, de este modo, los trabajos de investigación que, desde 1958, se venían realizando en estos terrenos y de donde procede la parte más importante y numerosa de la colección.
En 1984 mediante el Real Decreto 864/1984, de 29 de febrero se traspasan las funciones y servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de cultura, con lo que el Museo Arqueológico de Linares pasará a ser una institución de gestión autonómica y titularidad en virtud del convenio firmado con el Ministerio de Cultura por Resolución de 14 de diciembre de 1984 y actualizado diez años más tarde.
Por su parte, Cástulo fue declarado Monumento Histórico en 1985 y, en aplicación de la Ley de Patrimonio Histórico Español de ese mismo año le es de aplicación la figura de Bien de Interés Cultural.

 lllllllllllllllllllllllllll

Museo Arqueológico de Linares. Portal de Museos y Conjuntos Arqueológicos y Monumentales de Andalucia.


HorariosLunes: cerrado. Martes: de 14.30 a 20.30 horas. Miércoles a sábado: de 9.00 a 20.30 horas.
Domingos y festivos abiertos: de 9.00 a 14.30 horas
El museo permanecerá cerrado los siguientes festivos:  -1 y 6 de enero. - 1 de mayo. - 1 de noviembre. - 24 y 25 de diciembre. - 31 de diciembre
EntradaCiudadanos de la UE acreditados: gratuita.  Otros Países: 1, 50 euros.
Biblioteca
De martes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas

presentación del conjunto: espacios singulares

1 | 2 | 3
La colección del Museo se conformó en sus inicios, en los años 50, cuando D. Rafael Contreras de la Paz planteó la creación del Museo. Bajo su interés, y contado con su nombramiento como comisario de excavaciones, pudo conocer y convencer a buena parte de los ciudadanos de Linares para que donaran las numerosas piezas arqueológicas que poseían, en buena parte procedentes de Cástulo y su entorno. Por lo tanto, por su mismo origen, la colección se compone, casi en su totalidad, de piezas procedentes del Yacimiento Arqueológico de Cástulo, fundamentando, con ello, su calidad de "monográfico".

Aun así, en su origen, este museo tenía vocación más amplia, dado que por entonces no existía en la provincia de Jaén ningún museo arqueológico. Por ello, no se dudó en depositar en el de Linares materiales procedentes de otros puntos de la provincia e, incluso, de otras provincias. De hecho, en este museo se encuentras piezas de Los Villares de Andújar, de La Carolina y Santa Elena, de Albacete o de Córdoba. Posteriormente, sin embargo, se crea la sección de arqueología del Museo de Bellas Artes de Jaén en base a la colección que guardaba el Instituto de Estudios Giennenses y se apuesta por el desarrollo de ese museo, en detrimento del de Linares.
De este modo, el crecimiento natural del Museo de Linares se centró en los trabajos de investigación de Cástulo y en su comarca. Desde ese momento, finales de los años 60 y principios de los 70, se produce un importante desarrollo de la investigación en Cástulo impulsada desde la dirección del Museo. Los trabajos de investigación y los hallazgos casuales en la comarca de Linares son, por tanto, la fórmula de creación y desarrollo de la colección actual.

Recorrido

El recorrido global comprende seis salas, que se distribuyen a lo largo de tres plantas del edificio siguiendo una trayectoria de derecha a izquierda. La decantación de cada una de las salas hacia una presentación más antropológica y espacial o, por el contrario, más descriptiva e histórica, ha estado evidentemente condicionada por la colección del Museo. Las salas 3, Las Necrópolis Ibéricas, y 4, El Municipio Romano, que constituyen el núcleo central de la exposición, han permitido una ordenación funcional de los objetos, atendiendo casi exclusivamente a su cronología. La individualización de cada sala ha sido posible, obviamente, por su misma posición dentro del recorrido, pero también ha sido facilitada por el uso de símbolos y colores distintos en cada una de ellas.

La sala 1, Los Orígenes de Cástulo, se ocupa de un amplio periodo de tiempo, cuando todavía no se ha emplazado una población estable en el sitio histórico de Cástulo. Esta sala presenta distintos espacios, que se han identificado con los epígrafes Cazadores / Recolectores, Campesinos y La Metalurgia, intentando que los mismos títulos hagan referencia no tanto a un episodio tecnológico como a un modo de vida. Esta primera sala concluye en un espacio relativamente desgajado de los anteriores, donde se presenta el Poblado de la Muela, correspondiente a la ocupación de los siglos IX-VII a.n.e. y que, por tanto, constituye el antecedente inmediato del oppidum iberorromano, tanto en el tiempo como en su posición territorial.

La segunda sala se sitúa en el patio del edificio. Los temas seleccionados fueron La Cerámica en Cástulo, que comprende una muestra de los materiales más característicos de cada una de las etapas históricas presentes en el sitio, haciendo especial fuerza en los aspectos tecnológicos de estos productos; Arquitectura y Escultura, donde se recoge un conjunto de elementos descontextualizados que, siendo imposible la recreación de su apariencia íntegra, sirven para contrastar los rasgos peculiares de las expresiones plásticas ibérica y romana; y, finalmente, Las Plantas, un tema que ocupa el área interior del patio dedicado a presentar el ambiente ecológico pasado y actual del entorno de Cástulo, subrayando la conexión del mismo con los demás bienes patrimoniales y donde se pretende un acercamiento más comprensivo que analítico.

La sala 3, Las Necrópolis Ibéricas, recrea el ambiente de una necrópolis imaginaria, sugerido por la lectura reciente de las investigaciones mas actuales realizadas sobre este tipo de lugares y, más concretamente, de la de Estacar de Robarinas, donde se observa la organización jerárquica de los espacios funerarios ibéricos. Las vitrinas agrupan los materiales recuperados en una o varias tumbas intentando reproducir su disposición original, y se distribuyen en torno al ajuar de Los Higuerones que, por la calidad de los materiales recuperados, parece estar indicando la presencia de una tumba principesca.

Las salas 4 y 5 se encuentran situadas en la segunda planta del edificio. La sala 4 recibe el nombre genérico de El Municipio Romano. Se ocupa del periodo comprendido entre el cambio de era y finales del siglo II. La organización de esta sala se ha realizado siguiendo un estrecho paralelismo con los lugares que reconoceríamos si nos acercáramos a la ciudad romana de Cástulo. En primer lugar, se presentan las necrópolis iberorromanas situadas extramuros de la ciudad. Esta situación al comienzo de la sala, inmediatamente después de Las Necrópolis Ibéricas, permite traer a la memoria del espectador las formas del ritual de enterramiento que se presentaban en la sala precedente y plantea la pervivencia de la cultura ibérica en una etapa respecto a la que se viene sosteniendo que la cultura romana está plenamente consolidada. Seguidamente, se introducen algunos elementos característicos de los espacios públicos de la ciudad romana, para pasar después al ámbito privado, donde se articulan distintos espacios (la mesa, la cocina....) y finalmente, los espacios del trabajo, ordenados de acuerdo con su proximidad al núcleo urbano, desde los situados en la misma ciudad y su entorno, como el comercio o la alfarería, hasta los más lejanos, como la agricultura o la minería.

La sala 5, Epílogo: Cástulo entre la antigüedad y la conquista castellana, comprende un largo período de tiempo, insuficientemente conocido en Cástulo, donde se encuentra un conjunto de materiales heterogéneos, ordenados en un sentido cronológico ascendente y sin ninguna referencia a su contexto funcional.

Finalmente, la sala 6 queda apartada del discurso general por su localización en el edificio, en concreto en el sótano. En ella se han presentado un grupo de elementos que por su peso y tamaño no era posible incluirlos en la sala 4, donde por cronología debería haberse introducido. Se trata de un grupo de inscripciones romanas, tanto civiles como funerarias, de gran interés por la gran cantidad de datos que muestra de la población de Cástulo.

llllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll
CASTULO
Se encontraron 1876 registros en 9 museos diferentes
Tipo de Búsqueda: simple
Término de Búsqueda: castulo

Museo de Almería

Museo Arqueológico de Córdoba

Museo de Huelva

Museo de Jaén

Museo Arqueológico de Linares

Museo de Málaga

Museo Arqueológico de Sevilla

Museo de Cádiz


Los registros accesibles desde la sección acceso a fondos son una amplia selección de las piezas catalogadas. El número de fondos digitalizados está en constante crecimiento, por lo que el resultado de la búsqueda puede experimentar modificaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada